Construcción de casas bioclimáticas

 

Con la continua mención al medio ambiente y el gasto energético es cada vez más común que nuestros clientes muestren especial interés en construir casas bioclimáticas.

La arquitectura bioclimática está enfocada a conseguir el máximo confort en una vivienda o edificación con el mínimo gasto energético.

Ventajas de la arquitectura bioclimática

La arquitectura bioclimática es de gran importancia para el cuidado del medio ambiente, ya que consiste en diseñar edificios teniendo en cuenta las condiciones climáticas, aprovechando los recursos disponibles, luz solar, vegetación, lluvia y vientos, entre otros con el fin de disminuir los impactos ambientales, intentando reducir los consumos de energéticos.

Para construir una casa bioclimática, ecológica y pasiva con una alta eficiencia energética y una huella mínima es necesario sentar desde el inicio del proyecto unas bases bioclimáticas que sean correctas.

En el anteproyecto  de la construcción de casas de campo se debe detallar y considerar las opciones, si queremos rentabilizar al máximo nuestra inversión y que nuestra vivienda se integre al máximo nivel a su entorno beneficiándose de los recursos medio ambientales de la zona y conseguir la máxima calificación en eficiencia energética.

Las decisiones tomadas desde el primer momento son totalmente determinantes en el comportamiento ecológico de nuestra vivienda. La volumetría óptima es determinante en el rendimiento energético, un buen equipo de arquitectos podrá asesorarle con gran rapidez.

Construir una casa bioclimática, decisión acertada

La orientación es fundamental en la captación de la radiación solar, es esencial para calentar la casa de manera natural. En épocas de calor es importante limitar la luz solar con filtros solares, pérgolas, porches, toldos y vegetación natural proporcionando sombra..

La inercia térmica y el aislamiento térmico en el que interviene directamente el grosor de la fachada se deben valorar también en función de las características del terreno, del clima de la zona y la de pendiente del mismo.

Por ejemplo en la construcción de una casa bioclimática se trabajan con materiales de aislamiento de fachadas con grosores de 15 a 20 cm, mientras que en una casa de construcción convencional los grosores de dichos materiales serán de entorno 8 y 10 cm.

Se deben evitar los puentes térmicos, es decir determinados puntos en los que el aislamiento pierde su continuidad.
La ventilación cruzada, es la mejor para que el aire refresque la vivienda, se suelen colocar ventanas en las fachadas opuestas consiguiendo que el aire haga un recorrido opuesto entre una fachada caliente y fría, refrescando y renovando el aire en el interior.

Integración de energías renovables

Integrando fuentes de energía renovable, se reducen las emisiones, pudiendo alcanzar 0 emisiones. Las fuentes más empleadas de energías renovables son la energía eólica, la energía solar fotovoltaica, la energía solar térmica e la energía geotérmica.

Estos son algunos de los factores a valorar en la construcción de una casa bioclimática, en Consolidaciones y Contratas disponemos de un estudio de arquitectura con amplia experiencia que podrá asesorarle sin ningún compromiso en todos los factores que contribuyen a eficiencia energética de su vivienda y en la redacción íntegra del presupuesto.

 

USO DE COOKIES

Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios. Si continua navegando, supone la aceptación de la instalación de las mismas. Ver política de cookies
El usuario tiene la posibilidad de configurar su navegador pudiendo, si así lo desea, impedir que sean instaladas en su disco duro, aunque deberá tener en cuenta que dicha acción podrá ocasionar dificultades de navegación de la página web.

ACEPTAR
Aviso de cookies